triangle-shirtwaist-factory-fire-1911El 25 de Marzo de 1911 trabajadores y trabajadoras de la fábrica de confección de camisas Triangle Waist Co. de Nueva York se amotinaron dentro de su lugar de trabajo para demandar mejoras salariales y de horario laboral. Los dueños al ver que la huelga era imparable decidieron cerrar todas las puertas de acceso para evitar la salida de los trabajadores y trabajadoras, práctica anti sindicalista común durante el principio del siglo pasado para limitar la visibilidad de los movimientos obreros.

Un incendio que, hasta el día de hoy, aún no tiene una explicación fidedigna se inició al interior de la fábrica. Los trabajadores y trabajadoras que no podían escapar debido a la clausura de las puertas se lanzaban desde los pisos superiores en su desesperación por no ser alcanzados por las llamas, muriendo inevitablemente en la acera.

El resultado fue de 146 muertos y 71 heridos, en su mayoría mujeres.

Este trágico hecho fue el que marcó la conmemoración del Día de la Mujer Trabajadora que actualmente llamamos Día Internacional de la Mujer.

Es irrisorio como los núcleos de poder no toman cartas humanitarias en los asuntos solo hasta que se producen hechos de esta envergadura y sufrimiento.

En la actualidad, la vulneración de Derechos hacia la mujer sigue escondida y solapada bajo la mirada ciega del Estado, y obviamente también alcanza a la mujer dentro del Espectro del Autismo.

Claudia*, Chilena, diagnosticada dentro del Espectro del Autismo es internada a la edad de 12 años en un Hospital Psiquiátrico. Personas que la vieron en ese tiempo la describen como una niña preciosa. Ella no ha recibido apoyos de índole psico-socio-educativa, sólo tratamiento de contención medicamentosa bajo una mirada clínica del autismo.

candado_masterYa que la intervención no ha podido satisfacer todas sus necesidades de apoyo, Claudia debe convivir con todo lo relacionado al TEA buscando por ella misma estrategias  y herramientas que le permitan adaptarse al mundo que la rodea. Este proceso, obviamente, se ha transformado en un caos. Si bien, los profesionales que la acompañan han hecho todo lo que pueden por ayudarla, no cuentan con los recursos necesarios para poder brindarle una mejor Calidad de Vida. Como diríamos en “buen chileno”: “Hacen lo que pueden”.

Claudia presenta deterioro físico, marcada por cicatrices y lesiones que se ha provocado lanzándose desde lugares altos. Tiene un comportamiento autolesivo. Posee trastornos del sueño, que difícilmente se puede controlar. Tiene epilepsia. Todos estos factores se correlacionan formando un gran círculo vicioso de necesidades de apoyos no entregadas.

Claudia tiene alrededor de 30 años y lleva casi 20 años “encerrada” en el hospital. El pronóstico de su futuro no es mejor, no cuenta con una red de apoyo social constante, por lo que, seguramente seguirá sus días en esta situación, invisible al mundo.

Esta descripción no intenta ser morbosa, ni tampoco apelar a una sensibilidad barata de show televisivo, discúlpenme si eso es lo que provoca, pero siento que esta es la realidad de mucha gente con TEA en este país.

Para el Estado el autismo es invisible, no ha mostrado interés en generar políticas públicas, a pesar de que hemos utilizado todas las instancias de participación ciudadana.

Mujeres como Claudia hay muchas, en la eterna espera de un mayor grado de conciencia desde el Estado.

Desde Autismo Chile, peleamos por:

  • Mejoras en la Calidad de Vida de las personas dentro del Espectro del Autismo.
  • Creación de “Hogares Tutelados” para el desarrollo de habilidades de autonomía e independencia.
  • Derecho a vivir una vida sexual plena.
  • Derecho a la inclusión laboral u ocupación vital.
  • Derecho a una educación inclusiva.
  • Derecho a mayor accesibilidad al sistema de Salud.
  • Libertad de elección y desplazamiento.

Entre muchas otras, estas son las principales deudas que el Estado tiene con el autismo en la actualidad.

logo

 

En el Día Internacional de la Mujer mi homenaje es para Claudia, estas en mi mente y el 4 de Abril cuando caminemos por la Alameda exigiendo Derechos por las Personas con Autismo mis pensamientos estarán contigo. Un abrazo sincero.

¡¡¡¡NUNCA MAS SOLOS!!!!
¡¡LEY DE AUTISMO AHORA!!

*El nombre fue cambiado por su protección.

1 Comentario

  1. 10 marzo, 2015 en 09:35 — Responder

    Hay que seguir adelante, sé que es difícil, igual tengo una hija que tiene autismo de 24 años y mi preocupación permanente es el futuro y cuando yo no esté para apoyarla, a pesar de eso tengo mucha esperanza, ya que hoy en día hay mas información, se conoce del autismo y la sociedad comprende y hay sensibilidad. Hay que seguir aun falta mucho pero peor es decaer.

Responder a Raquel Queupumil M. Cancelar respuesta